Posts etiquetados ‘centrales de medios’

Por estos días, vuelve a tomar calor el rico debate sobre el planning y los planners, y casi hasta antagónicamente se instala en el seno de la industria si son las agencias creativas o las agencias de medios quienes deben llevarlo adelante.
Como profesional de esta industria en la cual llevo casi 20 años trabajando para marcas, no puedo evitar impactarme cada vez que leo o escucho a colegas que me cuentan sobre declaraciones que por allí aparecen de ciertos nostálgicos personajes que bajo alguna especie de nimbo de inexplicable origen, fustigan despiadadamente a cualquiera quién incursione en el campo de la creatividad de contenidos o bien en la gimnasia del planning, como parodiando a quién tomara aquello que no le corresponde.

 

Pareciera ser que la discusión sobre quién o quienes reúnen las genuinas capacidades para empujar el planeamiento estratégico es un tema que molesta sobremanera a una pequeña minoría que pretende vaya a saber porque infranqueable razón, monopolizar la tutoría de tal gestión, cuestionando y emitiendo juicios de valor sobre que organizaciones profesionales están o no están capacitadas para realizar tal actividad profesional.

A aquellos que creen sentirse patrones de algo de lo que no poseen escritura alguna que valide tal posesión, permítanme decirles que tienen un problema y con estricto rigor de memoria recuerdo que un día vinieron por P&R y RRPP y se la llevaron, otro día alguien vino por los medios y la realidad demuestra que es lo que mejor le pudo haber ocurrido a los anunciantes, otro día vinieron por la activación de marca, no hace mucho vinieron por Internet y el negocio digital, y hoy, muchos vienen por el mobile marketing.
Alguien sería tan ingenuo de creer que nadie más viene por nada mas?

Mejor que desprestigiar o subestimar instituciones competidoras o colegas profesionales levantando la bandera que pone en dudas las capacidades actuales o bien las habilidades a desarrollar, yo propongo jugar el partido y que la historia o mejor dicho, los anunciantes sea quienes emitan el juicio final. 

Poner en duda la capacidad de una Central de Medios para desarrollar un planning eficiente o bien creatividad sobre la base de la incorporación de creativos a la estructura, o en tal caso, Agencias de Publicidad empujando investigación y planning de medios, es sin lugar a dudas poner de manifiesto claros temores acerca de un éxito que visiblemente puede ser materializables.

Nada se detiene y en la industria publicitaria nadie tiene ni puede creerse con derecho de marcarle la cancha a nadie, todo esta para ser explorado por quién desee tomar el desafío y un solo juez determinará el veredicto, el anunciante.
Veremos os que sucede.

Lic. Javier Furman Pons

Anuncios

Hagamos un poco de Historia sobre las agencias de publicidad tradicionales y sus servicios. La publicidad ha sido y es, el mágico y máximo poder de nuestro tiempo, la gran energía que impulsa y desarrolla a la industria, al comercio y a toda actividad y es, también, la influencia de mayor fuerza sugestiva para orientar a la humanidad hacia postulados sociales y políticos de libertad o servidumbre, para inducirla en creencias, para crear estados de oposición, para revolucionar los métodos para difundir aquello que es más conveniente, nuevo o económico para la comodidad o en la resolución de apetencias y necesidades.

 El aviso es la gran pieza del inmenso tablero publicitario y el medio publicitario por excelencia, para decir algo con un propósito de servicio o venta, crear una disposición, estimular el deseo de poseer o para dar a conocer algo nuevo y mejor que pueda interesar a la masa o a un sector de ella. Quien diga que las agencias de publicidad tienen un espíritu inmovilista, es que no se ha parado nunca a pensar en su historia. Hace falta que sobrevolemos rápidamente algunos puntos de inflexión estratégica de la misma, para poder evaluar las habilidades y las posibilidades que tiene una agencia de publicidad hoy.

Quien pierde los orígenes pierde la identidad y es precisamente esa identidad lo que proporciona a las agencias de publicidad una ventaja competitiva sobre las otras organizaciones más jóvenes y menos maduras para diseñar su futuro sobre la base de una experiencia, una cultura de empresa, y un alma, que son insustituibles. Claro está, que será una ventaja si la saben realmente aprovechar. Un siglo de reinvenciones para hacer frente a los constantes retos de las nuevas demandas de mercado, para adaptarse a las necesidades que en cada momento han manifestado sus clientes, y para defender la supervivencia económica de esta industria. No han habido errores, como fácilmente podríamos interpretar vistas las cosas como están ahora, sino “driblings” en situaciones de alto riesgo para el sector o de nuevas y cada vez más significantes demandas.

Las agencias de publicidad se llaman así desde que les dio nombre Volney Palmer, un agente publicitario independiente de origen americano hace casi siglo y medio. También fue él, a quien se le ocurrió ofrecer anuncios previamente escritos. Las agencias de publicidad como describe en su libro David Ogilvy, “Ogilvy y la publicidad” vienen de lejos, con un nombre que no es precisamente el más ajustado al entorno competitivo de nuestros días “¿qué es más, la palabra “agencia” = sucursal o delegación, según el diccionario – o la palabra “central” = oficina donde están reunidos o centrados varios servicios- o la palabra “instituto” = corporación científica”. No es caprichoso tomar en consideración esas asociaciones de ideas que contienen los nombres, pues son precisamente las centrales y los institutos quienes tienen mucho que ver con la credibilidad y la efectividad de las agencias en la situación actual.

 La industria publicitaria da un primer paso importante cuando en 1869, George Powell, publica el primer directorio de tarifas y circulación de los periódicos; y en 1875, introduce una única comisión fija del 15% como remuneración para las agencias y establece el concepto de agencia “Full Service”, que incluía la planificación, creación, producción y contratación de los anuncios publicitarios.

 A principios del siglo XX, las agencias comenzaban a actuar como asesores en marketing, era el marketing en ese entonces, una disciplina nueva que pocas empresas conocían y que poca gente comprendía sus reales alcances. Es precisamente la National Association of Teachers of Advertising la que en 1915 forma el núcleo que, tras empezar a editar el Journal of Marketing, verá cómo en torno a él se van juntando otros grupos profesionales para convertirse finalmente, en 1937, en la actual AMA. American Marketing Association. Pero los grandes retos de reinvención vienen impuestos cada vez que nace un nuevo y poderoso medio, el cual, obligaba a las agencias a repensar cuáles eran de ser sus reales funciones y servicios a prestar, cuál es la estructura de la empresa, y el sistema de trabajo, que por obvias razones ya no podían seguir siendo los mismos que los de antes de la llegada del nuevo medio, ejemplos: la radio y la televisión.

Lic. Javier Furman Pons

 

mentira.jpg

 Con un poco de humor vamos a recrear y a analizar juntos un aviso típico de búsqueda de personal.

Importante Agencia internacional busca:

Director de Cuentas  – Se requiere:

Buen manejo de las relaciones interpersonales, experiencia en la industria automotriz, Flexible, Proactivo, con capacidad de adaptación, demostradas habilidades de conducción de RRHH y disponibilidad para viajar al exterior.  Manejo de herramientas informáticas. Horario de 9 a 18. Es requisito indispensable ser Bilingue.

El agraciado “Bilingue” que resulte elegido, desconoce que terminará convirtiendose en un hombre “bi”, claro está, que este punto  omitieron comentárselo al candidato en el aviso de búsqueda.

Veamos: 

Será un “Bi relationship”, dado que lidiará con la inestabilidad emocional interna de su directorio según la marcha de las finanzas,  con los miembros de su equipo según paros de trenes o piquetes microcentristas y la externa,  la de sus clientes, que de vez en mes los amenazaran sutilmente con futuros llamados a concurso según que diga el informe de CCR sobre la marcha de las ventas.    

 Será “Bi experience”, porque su capacidades y habilidades en el manejo de la industria automotriz se verán truncadas dado que por un error en la publicación del aviso, ahora deberá incorporar habilidades en la industria de la cosmética femenina que no eran mas que el real foco de la búsqueda.  

Será “Bi bland”, porque trabajará de 9 a 19 hs,  y de 20 a 03hs,  pero relajese que esta nueva franja horaria será solo de Sabado a Domingo.

Deberá ser “Bi modus” definitivamente proactivo en la búsqueda de mayor facturación y deberá ser “propasivo” al escuchar el discurso de su jefe de fin de año donde su bonus performance por productividad local se ve recortado por la falta de cumplimiento del presupuesto regional.

Debera ser “Bi RRHH capable”  para estar listo para liderar a su equipo, y a la parte de su equipo que tiene, tuvo o tendrá affairs con sus superiores directos. Claro está, no se preocupe por intentar explicar lo perjudicial de esta situación porque será acusado de intrometerse en asuntos de la alta dirección lo que amerita despido con causa.       

Será “Bi Adapted”,  amen del manejo de PPT, XLS y TXT, mas de uná vez no solo le tocará encender el aire acondicionado a la mañana, sino que también es posible que le toque cerrar la oficina con llave en mas de una ocación. Eso si, no olvide apagar la maquina de café, la impresora color y colocar la alarma al salir.   

Será “Bi Tripper”  porque la disponibilidad de viajar eventualmente al exterior evolucionará antes de cumplidas sus primeras 24hs en su nueva silla, a una estadía quincenal al mes en la hermosa Caracas chavista cuanto cerca.         

Ah, y si habla Inglés, estará bien visto.

Lic Javier Furman Pons 

Directores de Planning,  Directores de Cuentas, Directores de Medios, Directores Operativos, Directores de Negocios,  Directores de  Investigación……..

Si bién podría haber enumerado mas especializaciones en la nómina  deseo quedarme con estas 6 que resultan ser de las mas convocantes a la hora de las búsquedas profesionales empujadas por las empresas de nuestro sector.

Un profesional que aspire a gestionar comunicación del nivel de cualquiera de estas especialidades de dirección debería contar con un mix de habilidades complementarias  que le permitan pararse frente al problema de la marca / anunciante con la suficiente solvencia profesional que le permita rescatar la “energia del quarzo”, de manera tal, que su gestión facilite y garantize el desarrollo de la solución. 

En definitiva, que logre el enfoque estratégico correcto y que armonize la participación de las partes constitutivas.   

Aunque claro, ningún profesional de la agencia no importa su expertise debería jactarse de prescindir de saber sobre tal o cual disiplina alternativa, sin entrar en el campo de la perfección en la especialidad ajena, pero de seguro cuanto menos contar con las herramientas y conocimientos claves para poder transitar el  camino.         

Algunos ejemplos de la escena futura:  

Directores de Cuentas con operación sobre variables de marketing, investigación y medios de comunicación, no solo buenos relacionistas públicos que custodian los negocios de la agencia que en definitiva, no necesitan ser custodiados sino atendidos. 

Directores de Planning, con conocimientos de creatividad de contenidos, marketing de marcas e investigación de mercados. El planner debe ser un “puente” a la excelencia del enfoque estratégico y no una “escalera al cielo” donde desde el último peldaño esgrime discursos muchas veces vacios para el resto.   

Directores Creativos, con manejo de variables de investigación, de marketing y medios. Porque una buena idea por si sola no solo “no vende”, además no alcanza.  

En conclusión mi modelo responde a que cada “Director” de la agencia sea un Director de Comunicaciones Integradas.

 Lic. Javier Furman Pons  

pajarraco.jpg

En el único lugar donde el éxito va antes que el trabajo es en el diccionario y cuando hacemos referencia al planning de comunicaciones estamos refiriéndonos justamente a este concepto central.  La paciencia y la creencia en el planning estratégico, son claves en la persecución y consecuente obtención del éxito y solo si respetamos algunas consignas claves será posible tal escenario. El nodo de un planning estratégico consistente, radica en contar con un proceso de trabajo simple, claro, sistemático e integrador de atrás hacia adelante y de adelante hacia atrás y si bien cada profesional puede diseñar el que mejor siente que resuelve el problema,  permitanme presentarles a continuación mi diseño denominado “Proceso de las 6Q”  .  

Primer Q: “Que ordene el pensamiento”,  que facilite la detección de la problemática en esudio, que permita la descompisición del problema en partes y la reconstitución de las mismas, para permitir la clara obtención de insights sobre le negocio del cliente, la marca, la competencia y los consumidores.  

Segunda Q: “Que integre las especialidades” , el camino del planning amerita la interacción perfecta de las dos patas neuralgicas intervinientes, el “Que decir” (los contenidos) y el “Donde Decir” (los espacios de vinculación). 

Tercera Q: “Que tenga fluidez y versatilidad”, la información estratégica y los objetivos de marketing muchas veces mutan con frecuencia y velocidad obligandonos a reinventar y repensar cada dia la lectura del problema y el abanico posible de soluciones, muchas veces ir hacia atrás y recomenzar, es la forma de continuar avanzando.

Cuarta Q: “Que allane el camino para las ideas”, la obtención clara de insigths debe colaborar en la generación fresca y clara de ideas y contenidos, en la medida que el proceso es limpio la exploración del camnio creativo resulta mas rica. 

Quinta Q: “Que resulte cuantificable”, los contenidos memorables no demandan ser cuantificados, la celebridad y el glamour de las ideas derraman con facilidad pero en el 50% del planning, los números necesitan ser mostrados consitentemente, dado que sobre esas cuantificaciones podremos establecer los benchmarks de eficiencia buscados y los niveles de ROI previstos en las acciones que ejecutemos.

Sexta Q: ” Que genere aprendizajes” ,  todos los esfuerzos de marketing nos dejan un aprendizaje, en cada ejecución concluida independientemente del nivel de éxito alcanzado, hay una parte a repetir, a modificar o bién a desestimar en una futura recomendación profesional.

En conclusión les dejo 4 reflexiones para compartir: 

– El planning representa un diferencial en si mismo,  les propongo creer en el.

– Un buen planning dota de valor a la marca, la enriquece en su génesis.-

– Respetemos sus etapas de implementación, solo así podrán materializar sus efectos.

– El Planning estratégico es una ventaja en si misma, el convertirla en diferencial y competitiva dependerá del estratega que lo lleve adelante.

Espero les resulte de aplicabilidad.

Lic Javier Furman Pons  

Si muchos anunciantes tuvieran genuina conciencia acerca del nivel de inversión que una Central de medios o Agencia de publicidad debe realizar en el contexto de un pitch para mostrarse sólidos, profesionales y eficientes, creo claramente que más de alguno de ellos se replantearia las condiciones de convocatoria al concurso y la elección de las respectivos participantes.

De allí la razón por la cuál en Europa, muchos anunciantes deben abonar a las Agencias y Centrales de medios los costos incurridos en la generación de estrategias como consecuencia de la participación en el pitch. Si bien es claro que solo uno alcanzará el éxito, no debemos obviar que sin lugar a dudas, el volúmen de información generado por todos los participantes queda en manos del anunciante convocante, y que esta data considerada de alto valor estratégico muchas veces garantiza al receptor, la confección de medio marketing plan.

Muchas de estas cosas fueron planteadas en un desayuno que tuve la oportunidad de compartir hacia fines del año 2006 organizado por la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad,  donde saludables reflexiones de Rodrigo Carr, Presidente de JWT Argentina, hacian referencia a este tipo de contingencias que muchas veces tinien a los concursos de agencias. 

Me pregunto si el camino a recorrer no concluye finalmente en decidir participar solo por antecedentes profesionales ?  

Quizá exista en un futuro no muy lejano el espacio para explorar concursos en función de antecedentes y experiencias, después de todo,  en pleno proceso de pitch y en aras de mostrarnos como la mejor opción frente a nuestro competidor, todos somos maravillosamente efectivos, proactivos, creativos y económicos.   No ?  

 Lic. Javier Furman Pons 

cofre.jpgCuantas veces durante nuestra trayectoria profesional no hemos encontrado frente a la placentera situación de estar correctamente bién “brifeados” ?  

Cuando uno somete a concenso el punto con amigos y colegas de agencias la respuesta que deviene es simple y única “Casi nunca”.  Claro está, que la problemática toma mas cuerpo cuando nuestros propios clientes y amigos anunciantes encargados de la tutela de los productos, validan esta conclusión asumiendo gran parte de responsabilidad sobre el tema.

Detengamonos entonces un segundo a pensar en lo siguiente, si somos en definitiva aquellos en quiénes nuestros clientes disponen la misión de investigar, delinear, y ejecutar el planning comunicacional, como entonces no expresar esta deficiencia estratégica y demandar su correción ?

El brief, es el nodo del cuál partimos los profesionales de las comunicaciones para darle rienda suelta al proceso que derramara en el mix de posibles soluciones a la problematica de marketing, y en rigor estricto de verdad si este no resulta claro, si carece de precisión, si solo esgrime información primaria de escaso aporte estratégico, si la información allí contenida no se ncuentra correctamente validada, me pregunto entonces que expectativa de solución eficiente puede esperarse como respuesta de quiénes somos considerados los socios estratégicos en este punto crucial ?    

Aquí yace un déficit histórico pertinente a los mercados menos maduros del mundo, “el pseudo brief”.  Anunciantes que,  ya sea por el escaso nivel de recursos invertidos en invetigaciones que permitan contar con información de valor, o bien por contar con la misma pero custodiarla tan celosamente a punto tal de no permitirse campartirla, no alcanzan a comprender que lo unicó que se genera es una insalvable barrera de entrada al virtuoso proceso que implica el planning estrategico por parte de la agencia.

El planning es un 50% de gestión de información, info que resulta vital para la concepción de resultados óptimos, precisos y en sintonía con las necesidades básicas y funcionales de las marcas.

Ergo, si se decide guardarla, no solo nadie gana sino que no habrá lugar a posteriores reclamos de éxito.     

Lic. Javier Furman Pons

venda.jpg

Muchos colegas y amigos que acceden al blog me han consultado al respecto y hemos compartido ciertas reflexiones sobre los concursos de Agencias y Centrales de Medios que los anunciantes empujan en diferentes mercados del mundo, y podríamos alinear algunas cuestiones interesantes.  

La historia demuestra que la convocatoria a concursos de Agencias o Centrales de Medios tiene finas aristas que bién valen la pena subrayar. Después de 18 años de ocupar posiciones estratégicas en diferentes organizaciones de variados orígenes y dimensiones y con dilatada gimnasia en concursos en la mochila, me animo a decir que no abundan aquellos donde genuinamente nos alzamos con el éxito aquellos que proponemos la mejor solución estratégica a la problemática planteada.  En estricto rigor de verdad, agencias y centrales invertimos horas de nuestros recursos humanos, información estratégica, pensamiento, producciones, largas jornadas nocturnas de trabajo y fines de semana enteros en realizar costosas producciones y esfuerzos que muy en el fondo y pasiones profesionales al margen, sabemos que serán de alguna forma invalidados.

Me sumo al concepto que muchos afirman y coinciden en que este esfuerzo físico, intelectual y económico por parte de las Agencias y Centrales participantes, es realizado sumo placer cuando se entiende que ganará la mejor performance, aunque claro, esto no siempre resulta en esta línea.  En general, abunda un perfíl de anunciante que empuja la realizacion de un concurso persiguiendo como objetivo central usufructuar la información recabada para jugar un juego que muchas veces resulta injusto.

La historia nos muestra que este perfíl resiste 2 clusters bien diferenciados de anunciante: 

1 ) El operador: Presionar a la baja de honorarios y fees profesionales del proveedor actual exprimiendo la naranja al límite de sus posibilidades y contribuyendo al inevitable deterioro de la industria en su conjunto.

2) El acopiador:  Finalmente nadie gana pero claro, queda un stock en sus activos de 10 planes estratégicos, 30 caminos creativos posibles, 10 escenarios de negociación de medios y desde luego, toda  la informacion estratégica producto de investigciones sindicadas, Ad hoc, testeos, fuentes propias y demas yerbas que aseguran sin lugar a dudas la confección de 3/4 partes del marketing plan.      

Desde luego juntamos otras posibles expresiones que justifican una eventual derrota en un cluster general  

Que la alineación internacional fue clave, que el HQ global presionó por elegir a tal, que el planning fue pobre, que el honorario caro, o bién que el volumen de agencia no es suficiente para garantizarme condiciones de negociación favorables para el próximo periodo. 

Injusto sería no aclarar que muchos no comparten estas prácticas, lástima que no abunden, no ?  

En fin, la eterna historia que pareciera ser que jamás cambiará. Quizás, el éxito radique en estar en el lugar correcto en el tiempo indicado. Dejo a Uds. el debate abierto para proponer las razones válidas por las cuales concursar debería justificarse.  

Lic. Javier Furman Pons

Los hechos a diarios me demuestran que aquello que hace años pergeñé como visión puede materializarse claramente. Cada vez más me encuentro convencido que este lugar estrategico resulta claramente ocupable para una central de medios de determinadas características profesionales, con perfiles de ejecutivos multidisciplinarios y con procesos de gestión y modelos de pensamiento que permiten entregar ungidamente una solución integral a los anunciantes de máxima solvencia profesional.   

Colegas, insistamos en avanzar inexorablemente en la búsqueda de los recursos para abrir el bosque y calar la senda que lleve a ocupar este espacio profesional sin pausa.  

Cada vez más anunciantes comprenden que la capacidad de hacer “planning estratégico” no resulta ser un activo de algunos pocos como el mito estampa, sino que puede encontrar nuevos tutores para llevarlo adelante con el mismo rigor.  

Sigamos. 

Lic Javier Furman Pons       

Comunicaciones Integradas

Para continuar con mi constante puesta en crisis sobre algunos de los conceptos centrales que por alli se esgrimen a borbotones sobre las comunicaciones integradas en marketing, me planteo esta vez el tema de mensajes y conceptos transmitidos en un plan integral.

Muchos, más quizás amparados en históricas lecturas de encumbrados autores que tomándose el trabajo de bucear en las necesidades de clientes y de sus maracas y productos, terminan delineándo postulados o axiomas sobre las IMC, que a mi juicio tienden mas a chocar de frente con la realidad que a contribuir a que el común denominador de los profesionales el sector comprendan en verdad de que realmente se tratan.

Para darle genuina forma al concepto no vasta con ser un mero espectador y reproductor de teoría enlatada en libros al respecto, sino adentrárse en el corazón del problema para desde allí darle forma al concepto y comprender su real significado. Para ponerlo en un horizonte simple, las IMC persiguen el objetivo de operar sinergizadamente, y obtener desde luego los beneficios claros que la “ejecución alineada” generá. Ahora cuidado porque aquí viene el problema.

Muchos autores y nosotros mismos desde nuestro lugar profesional evangelizamos a clientes, colegas y nuestros profesionales de las agencias acerca de la “Hipernecesidad de la Hipersegmentación”, pero a la vez pregonamos que las IMC requieren de un mensaje unificado para el blanco de mercado consumidor. Aquí es donde viene el camión de frente, y me pregunto a los fines de esquivarlo, cabe un Mensaje único ?
Si deseamos cada vez mas ser tratados distinguidamente a partir de reconocernos seres cada vez mas individuales en terminos de satisfacción de necesidades, como comprender esto de un mensaje único ?

Si aún y como ya exprese en otros artículos de mi blog, sieno sociodemograficamente iguales somos psicoactitudinalmente diferentes, como se entiende esto de mensajes unificados ?

En realidad el punto clave yace en que el concepto a comunicar debe ser “unico” pero no el mensaje en si. El discurso es el que debe ser versátil, pero el contenido es aquel que debe permanecer inalterable. Por que es el contenido será quién lleve en definitiva el ADN de la marca y quién ha sido esbozado desde el marketing de marcas con la coherencia y la solvencia necesaria para convencer.

Piénsenlo de este modo, por ejemplo si alguien trabaja para una campaña comunicacional sobre el aborto y que dice en un titular:
“Por una revisión a la constitución nacional que prohíba los abortos” 
Ahora, si supongo que es un tema urticante y que dentro de mi publico objetivo no todo el mundo puede responder con el mismo grado de sensibilidad a este estímulo podría reformular mi titular de esta manera:
“Por una enmienda a la constitución nacional que proteja la vida del niño”.

En conclusión, el “concepto” es el mismo, pero el mensaje es sin dudas distinto. En este sentido creo que el mensaje puede tomar la forma y el color mas apropiado, solo si el concepto no cambia, estará realmente vinculado. “Comunicación Integrada con Concepto Integrado”

Lic. Javier Furman Pons

 

 

Los ardorosos cambios que impactaron con vehemencia en los diferentes contextos políticos, sociales y económicos que acontecieran en los últimos 30 años alrededor de todo el mundo, han devenido en innumerables y profundas crisis de variadas magnitudes, que han impactado en las diferentes sociedades del globo de las más variadas formas. Estos violentos cimbronazos han generado profundas disrupciones en los componentes de la  sociedad consumidora y tomadora de bienes y servicios, que sin lugar a dudas ha cambiado radicalmente.  La velocidad a la que devienen estos cambios, hace que el consumidor, viva un proceso de constante modificación de sus hábitos y formas de consumo y en consecuencia, que experimente repentinas modificaciones en sus exigencias, impulsadas básicamente por un quiebre de origen cultural en sus motivaciones esenciales.

En este contexto, las empresas y organizaciones actuantes en el mercado, principalmente aquellas que históricamente se desempeñaban en la industria publicitaria y de las comunicaciones, se han visto obligadas a enfocarse vigorosamente en la especialización de sus servicios, a la readaptación al medio, y a la correspondiente redefinición de sus visiones de negocio, tendientes a lograr una mejor comprensión del consumidor y así generar una eficiente proceso de conexión entre marcas y consumidores para los anunciantes que componen sus portafolios de clientes.  Pero hagamos un poco de Historia sobre las agencias de publicidad tradicionales y sus servicios profesionales.

Lic. Javier Furman Pons

pensa.jpg  Como en  la más célebre de las leyendas urbanas se encuentra en nuestra industria por estos días un rico debate sobre el planeamiento estratégico de la comunicación y sobre quien o quienes disponen de la genuina tutoría para llevarlo adelante. Me pregunto, es el “planning”  una prerrogativa de solo algunos?  

Quizá y a lo largo de los años,  muchos profesionales en aras de escapar a la convergencia de mercado buscando nuevas formas de proveer valor, hayan decidido transfigurar esta maravillosa herramienta en algún especie de mito inescrutable y solo practicable por algunos pocos y de esa forma, aislar  o limitar las intenciones y deseos de que alguien mas quiera ir por el tesoro tan preciado. Las capacidades de detectar problemáticas de estudio claves, capturar y procesar volumen de información rescatando lo neurálgico,  y la construcción de soluciones en función de estas lecturas son las claves de cualquier planeamiento estratégico sin importar su procurador.

Descomponer estas partes constitutivas y construir nuevamente un todo armónico en función de dar con el camino que conduce a la resolución de la problemática de marketing no es más ni menos que hacer “planning”, y en este sentido, cualquier profesional con la versatilidad intelectual suficiente y con las habilidades innatas o desarrolladas para empujar estas cosas se encuentra en claras condiciones de hacer planeamiento estratégico, y aquí no importa el origen ni la dimensión de la organización a la cual se pertenezca, sea Agencia de publicidad, Central de medios, Agencia de investigación, Productora de contenidos, Agencia interactiva, Medio de comunicación o Consultor independiente.    

Me pregunto entonces, si existe en verdad un mito al respecto?, porque en rigor, tampoco los son las herramientas estratégicas que poseemos las centrales de medios, ni lo es la capacidad de innovar, ni los son los volúmenes de medios, en el peor de los escenarios, todos son componentes de valor que depende como y quién los conjugue en función de las problemáticas de los clientes serán en mayor en menor medida valorados. 

Lic. Javier Furman Pons

centrales_medios.jpg

Razones del nacimiento de un nuevo negocio

Los ardorosos cambios que impactaron con vehemencia en los diferentes contextos políticos, sociales y económicos que acontecieran en los últimos 30 años alrededor de todo el mundo, han devenido en innumerables y profundas crisis de variadas magnitudes, que han impactado en las diferentes sociedades del globo de las más variadas formas. Estos violentos cimbronazos han generado profundas disrupciones en los componentes de la sociedad consumidora y tomadora de bienes y servicios, que sin lugar a dudas ha cambiado radicalmente.La velocidad a la que devienen estos cambios, hace que el consumidor, viva un proceso de constante modificación de sus hábitos y formas de consumo y en consecuencia, que experimente repentinas modificaciones en sus exigencias, impulsadas básicamente por un quiebre de origen cultural en sus motivaciones esenciales.

En este contexto, las empresas y organizaciones actuantes en el mercado, principalmente aquellas que históricamente se desempeñaban en la industria publicitaria y de las comunicaciones, se han visto obligadas a enfocarse vigorosamente en la especialización de sus servicios, a la readaptación al medio, y a la correspondiente redefinición de sus visiones de negocio, tendientes a lograr una mejor comprensión del consumidor y así generar una eficiente proceso de conexión entre marcas y consumidores para los anunciantes que componen sus portfolios de clientes.

De esta forma, y a los efectos de cumplir con esta nueva necesidad imperante en el mercado de “Especialización de Servicios”, nacen en la década del 70, la industria de las “Centrales de Medios” o también conocidas en el mundo como “Full Servicies Media Companies”, organizaciones dedicadas al estudio y entendimiento del consumidor y consecuentemente al planeamiento estratégico, planeamiento táctico, negociación, compra y ejecución, control de gestión y asesoría integral en todo lo pertinente a comunicación y medios.

Podríamos decir entonces, que la exitosa irrupción de las Centrales de Medios en la industria publicitaria, se centra en que han sabido dar efectivas respuestas a dos grandes nuevas necesidades de mercado por un lado, el eficaz tratamiento al plan estratégico de medios apoyado en la prestación de un servicio altamente sofisticado y por el otro, el estudio pormenorizado de la progresiva e imparable convergencia de los medios interactivos, directos y convencionales, y el de los divergentes y constantes cambios producidos en el consumidor.

Las Centrales de Medios, organizaciones comerciales poderosas, extremadamente ricas en recursos humanos y en materia de tecnologías y softwares de alta gestión, que han venido a satisfacer una demanda insatisfecha y en crecimiento en el mercado de la industria publicitaria mundial, anunciantes, que reclamaban servicios integrales de medios profesionales y sofisticados para sus marcas y productos y que no encontraban respuestas eficientes y a la altura de aquellas circunstancias.

Lic. Javier Furman Pons