Archivos de la categoría ‘Campañas memorables’

Solo un “lovemark” como Coca Cola puede darse el lujo de empujar esta genialidad. Desde el Marketing una idea muy potente. En lo personal hubiera “torneado” la maquina para que la convocatoria al abrazo resultase mas amigable. Aplausos.

Lic Javier Furman Pons

Anuncios

Dos cosas, el impacto emocional primero:   En rigor de verdad, debo asumir que después de correr la aplicación sobre mi perfil en facebook todo mi ser se estremeció con el efecto que emula lo que podría haber sucedido con muchos de mi seres mas amados, incluso conmigo. En el extremo del analisis profesional, me pongo de pié para aplaudir la propuesta de la agencia. Mientras se observa la reproducción de la acción, el efecto “toma de conciencia” tiene tanta inmediatez que emociona.    Ojalá le valgan una lluvia de premios por esta concepción, que  a mi humilde modo de ver, resulta ser una genialidad.  

El recurso utilizado fue la creación de una campaña que incluyó un blog y el desarrollo de una aplicación para Facebook donde los usuarios pueden experimentar con sus propios amigos lo que hubiese ocurrido si ése fatídico 18 de julio (18J) hubiesen pasado cerca del edificio ubicado en la calle Pasteur 633. Este video muestra cómo funciona la aplicación.

Fuente: Interactivity

Pocos pequeños demonios tecnológicos han sido tan esperados como el Iphone 3G de Apple. Ahora bien, por mucho esperado y tan ansiado que cualquier producto sea no implica expectativas “pre” cumplidas.

Quizá, los modelos aspiracionales de los consumidores que tanto marketineros y profesionales intentamos vía las más diversas estrategias materializar, comience a entrar en crisis a partir de este memorable desembarco del segundo móvil de Apple.

Hoy coexiten aparatos celulares de otras imponentes marcas que sin tanto baño de marketing encima graban audio y video, poseen cámara de fotos de razonables MPX, Bluetooth, GPS, posibilidad de adjuntar video, audio y fotografia al envio de SMS, y otras tantas funcionalidades que ya poco deslumbran al usuario.

Entonces, donde está el secreto ? quiza solo descanse en un ultra delgado aparato para lucir sobre la mesa del algún bar para ser admirado por cuanto curioso decida pasar junto a nosotros para descifrar de que se trata. Algunas de las falencias que el nuevo amigo denota: No graba videos. No permite adjuntar fotos para enviar por mail (MMS).

La resolución de la cámara de fotos es de 2.0 mega píxeles. La batería no está soldada al teléfono, no puede sacarse como en un teléfono regular. Es decir…muere la misma y resultara toda una epopeya reemplazarla.

No permite Cut and Paste. No tiene sincronización inalámbrica. Tiene Bluetooth para el manos libres del auto y Wi-Fi para conectarnos a Internet, pero, al igual que el iPod, si queremos actualizar la lista de contactos,
correos o canciones tenemos que usar un cable USB, lo cual es tedioso.

Veredicto final en manos del usuario.

Lic Javier Furman Pons

Muchas marcas en general y particularmente las vinculadas al deporte, toman decisiones estratégicas vinculadas a cargarse sobre los hombros de un famoso para potenciar la construccion de la plataforma marcaria pero prestemos atención a algunos puntos que creo importantes a la hora de esta elección.

Neurálgicamente lo importante es el concepto de “representatividad”, la elección de un referente que se cargue la responsabilidad de la imagen de una marca encima, solo será validada por el público usuario en la medida que el personaje logre retransmitir los valores marcarios de la forma más genuina y natural posible.

Si se fuerza, pierde fortaleza, de allí la importancia estratégica de una preselección adecuada en el más amplio de los sentidos.
Es decir, “Me lo dice alguien en quién creo”, si le creo, entonces es cierto, (si es bueno o no será otra cuestión).
Ahora bien , en qué circunstancias resulta útil? en general la contratación de un “celebrity” pone de manifiesto una necesidad clara desde la gestión del marketing de marcas de “enaltecer y potenciar” una posición determinada. La sociedad consumidora de productos y servicios persigue constantemente iconos referenciales para compararse y mirarse así misma, y en este contexto, los celebrities son muchas veces pseudos espejos en donde muchos nos miramos.

En realidad, cuando un referente se carga sobre la espalda la comunicación de una marca, se trate de una campaña de branding, de liquidar un stock, o bien de alguien que te invita a participar de un concurso, siempre representa un recurso de marketing que busca empalizar y sintonizar “marca con consumidor” que por su natural velocidad permite tomar atajos estratégicos para solidificar posicionamientos.

En definitiva, “Messi me vende versatilidad, juventud, potencia, disrupción, pero no se si me inspira solidez”.Pero que sucede a la hora de elegir tal o cual personaje? la selección es un tema sensiblemente estratégico. Siempre expreso que la generación de “Consumer Insights” es el combustible del planeamiento estratégico de la comunicación, y en este sentido la selección de un celebrity no transita por un camino adyacente. La necesidad de un anunciante de anclarse tras un personaje o líder referente para comunicar, debe responder a algún insights que represente esta necesidad, definitivamente no puede ni debe hacerse solo por simple olfato.

Y qué sucede con personajes como Messi que absorben al mismo tiempo hasta una decena de sponsoreos? Lo maravilloso aquí es que una vez más el exceso de ruido publicitario se manifiesta no solo en la tanda publicitaria del canal de TV , sino que la saturación ha llegado a instancias de los personajes. Así como en la difusión de noticias la sobredosis de información a veces genera confusión en el público, en comunicación publicitaria la sobreexposicion a mensajes también genera saturación y cansancio.

Lic. Javier Furman Pons

Nota relacionada en Infobae Profesional – Entrevista

CTI CLARO

El maravilloso mundo del marketing de marcas no deja de sorprender a propios y extraños, y lo que es peor aún, no deja de estimular mi espíritu rebelde. Como sabrán , CTI acaba de comunicar que ha tuneado su imagen para darle vida a una nueva identidad con la cual comenzará a operar en la Argentina y en otros tantos mercados de la región. Yerbas aparte y no pudiendo evitar ponerme el traje de abogado del demonio, debo decir que mis sesgos profesionales me empujan a preguntarme si “CLARO” es lo mejor que pudiera sucederle a CTI ?.   

En un contexto donde las telecomunicaciones y en consecuencia las compañías que prestan servicios en esta industria aun trabajan en aras de lograr funcionar con maxima excelencia, me cuestiono si semejante carga conceptual al nombre de una marca no es demasiada mochila para alguien que si bien puede saberse líder,  aun tiene aspectos que mejorar.  

En consecuencia, como cliente / usuario de telefonía celular digo que :Es “CLARO” que gran parte del día me quedo sin señal.

Es “CLARO” que lo que deseo es cumplir con el beneficio básico y central consistente en  poder “hablar por télefono”, no sacar fotos, o filmar, ni escuchar MP3, al menos no constantemente.

Es “CLARO” que cuando tengo inconvenientes tecnológicos las soluciones son mas lentas que la aparición del problema.

Es “CLARO” que si la facturación es erronea, primero pago y luego me quejo.  

Es “CLARO” que el call center de estos fraternos amigos es un anestésico mas poderoso que la mismísima peridural.

Amigos,  es “CLARO” que no está “CLARO” porque tanta carga conceptual sobre una identidad marcaria nueva que dede las entrañas tiene muchas cosas por corregir. no ?

Lic. Javier Furman Pons