cofre.jpgCuantas veces durante nuestra trayectoria profesional no hemos encontrado frente a la placentera situación de estar correctamente bién “brifeados” ?  

Cuando uno somete a concenso el punto con amigos y colegas de agencias la respuesta que deviene es simple y única “Casi nunca”.  Claro está, que la problemática toma mas cuerpo cuando nuestros propios clientes y amigos anunciantes encargados de la tutela de los productos, validan esta conclusión asumiendo gran parte de responsabilidad sobre el tema.

Detengamonos entonces un segundo a pensar en lo siguiente, si somos en definitiva aquellos en quiénes nuestros clientes disponen la misión de investigar, delinear, y ejecutar el planning comunicacional, como entonces no expresar esta deficiencia estratégica y demandar su correción ?

El brief, es el nodo del cuál partimos los profesionales de las comunicaciones para darle rienda suelta al proceso que derramara en el mix de posibles soluciones a la problematica de marketing, y en rigor estricto de verdad si este no resulta claro, si carece de precisión, si solo esgrime información primaria de escaso aporte estratégico, si la información allí contenida no se ncuentra correctamente validada, me pregunto entonces que expectativa de solución eficiente puede esperarse como respuesta de quiénes somos considerados los socios estratégicos en este punto crucial ?    

Aquí yace un déficit histórico pertinente a los mercados menos maduros del mundo, “el pseudo brief”.  Anunciantes que,  ya sea por el escaso nivel de recursos invertidos en invetigaciones que permitan contar con información de valor, o bien por contar con la misma pero custodiarla tan celosamente a punto tal de no permitirse campartirla, no alcanzan a comprender que lo unicó que se genera es una insalvable barrera de entrada al virtuoso proceso que implica el planning estrategico por parte de la agencia.

El planning es un 50% de gestión de información, info que resulta vital para la concepción de resultados óptimos, precisos y en sintonía con las necesidades básicas y funcionales de las marcas.

Ergo, si se decide guardarla, no solo nadie gana sino que no habrá lugar a posteriores reclamos de éxito.     

Lic. Javier Furman Pons

Anuncios
comentarios
  1. Marissa dice:

    Qué verdad! el tema es que incluso los profesionales de comunicación sucumbimos al día-día y aceptamos los pseudo briefs o los briefs de 4 líneas vía correo electrónico; y luego nos incomodamos cuando nuestros clientes nos reclaman soluciones de medios más enfocadas

  2. No sucumbamos Marissa, alli radica la cuestión.
    Gracias por tu comentario.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s